Press "Enter" to skip to content

Ministro Pérez centra su discurso en el “robo de madera” y confirma Ley de Seguridad Interior del Estado para comunidades que ocupen predios

En una sorpresiva visita a la provincia de Arauco, el ministro del Interior Víctor Pérez Varela, anunció una serie de medidas para combatir la “violencia rural” asociada por el gobierno al Movimiento Mapuche. Fue en Cañete donde el jefe de la Seguridad Nacional se reunió con familiares de Moisés Orellana, el joven asesinado el 8 de septiembre en la zona rural de Lloncao, para, posteriormente, ofrecer una conferencia de prensa en el patio de la Municipalidad.


Fue allí donde Pérez anunció nuevas medidas de seguridad para combatir el “robo de madera”, delito que, según Pérez, “financia a los grupos a los grupos violentos”. El ex senador por la Región del Biobío criticó al Parlamento por no crear normas especiales que permitan a las policías investigar estos “delitos”, en clara alusión a la Ley Forestal que fuera rechazada por el Senado durante el mes de julio, que buscaba asemejar la persecución penal del robo de madera con el combate al narcotráfico.

“Todas las investigaciones requieren de medidas especiales de investigación, normas especiales que en nuestro ordenamiento jurídico existen, como La Ley de Drogas , pero que lamentablemente fueron rechazadas en el Congreso, impidiendo que las policías y el Ministerio Público tuvieran herramientas para perseguir y pesquisar este delito”, dijo.

Aún así, añadió, van a perseverar en la materia adelantando que “estamos haciendo toda una acción en conjunto con Impuestos Internos, con Conaf y las policías”.    

Pérez también tuvo palabras para la carta de 6 comunidades mapuche de Traiguén y Victoria donde anunciaron la ocupación de fundos por un total de 13 mil hectáreas. El ministro dijo tener conocimiento de la carta y confirmó que ayer el gobierno presentó una querella por Ley de Seguridad Interior del Interior del Estado.

“Hemos presentado una acción legal por Ley de Seguridad Interior del Estado. Nadie puede, a través de una carta y por ningún otro medio, anunciar que va cometer delitos o algún otro hecho de violencia. Las tomas son, de por si, hechos violentos, y hemos recurrido inmediatamente a los tribunales para perseguir a quienes han hecho esas amenazas. Y de producirse, identificar a los autores de esa carta como autores de un hecho ilegal, arbitrario, ilegítimo y violento”.

La agenda del ministro contempló también reuniones con gremios productivos de la zona de Cañete, Contulmo y Tirúa, y con la Asociación de Alcaldes “Arauco 7” que reúne la totalidad de municipios de la provincia.  La visita de Pérez llevó a FF.EE. De Carabineros a copar las rutas de Cañete, Contulmo y Tirúa, al igual que el centro de Cañete.